Foto: Especial
Foto: Especial
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El subsecretario adjunto del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, Elvis Córdova, consideró que una mayor apertura al comercio de productos por ingeniería genética (transgénicos), sería decisiva para enfrentar los desafíos del sector agrícola y de insuficiencia alimentaria en el mundo.

En su mensaje ante medios y funcionarios de América Latina participantes en la Misión Agrícola a los Estados Unidos "Sostenibilidad y biotecnología", organizada por el USSEC, resaltó que estos productos de diseño genético son más resistentes a herbicidas, plagas, hongos y bacterias.

Indicó que aunque existen estudios sobre la seguridad de estos productos, hay resistencia en los países de América Latina para permitir la entrada de los llamados transgénicos, quizá por falta de información y de políticas públicas que regulen su uso.

"Concretamente, quisiéramos ver más participación de todos los países en todas partes para continuar el desarrollo de biotecnología agrícola, evaluar justamente esta tecnología, llevar las herramientas a manos de los agricultores y garantizar los flujos comerciales en el mercado internacional de los productos desarrollados con la ingeniería genética", señaló.

Foto: Especial
Foto: Especial

En su opinión, estos esfuerzos compartidos serían decisivos para responder a los desafíos que enfrenta el sector agrícola en varias partes del mundo y a los retos que se tienen en el suministro mundial de los alimentos ahora y en los próximos años.

El subsecretario adjunto de Mercado y Procesos de Regulación del Departamento de Agricultura agregó que hay cultivos importantes de arroz, frijol, papa y cacao en Latinoamérica que podrían beneficiarse con estos sistemas biotecnológicos.

En la sede del Servicio de Inspección de la Salud de Plantas y Animales, expresó que los procesos agrícolas presentan riesgos, pues se pueden ver afectados por plagas, sequía y otras situaciones que los ponen en riesgo.

En este sentido, la biotecnología ofrece herramientas para contar con granos y plantas mejoradas, la cual desde hace 20 años se utiliza en la Unión Americana para algunos cultivos como el de soya, maíz y algodón, abundó el funcionario estadounidense.

El Consejo Exportador de Soya de los Estados Unidos (USSEC) agrupa a más de 21 mil productores de dicho grano, del cual se obtiene aceite y su harina se utiliza en bebidas, panadería y hasta en la industria automotriz.