Tags:

BOGOTÁ.- El Consuelo, un pequeño barrio popular que está sobre los imponentes cerros orientales de Bogotá, busca la transformación de su tejido social a través de grandes y pequeños murales que convierten el espacio de este sector en una verdadera obra de arte al aire libre.

El líder de la comunidad Mauricio Cárdenas explicó que un grupo de artistas llegaron al barrio invitados por el proyecto Habitarte de la Alcaldía de Bogotá, y presentaron varias propuestas de colores a la comunidad.

Foto: Twitter @Galkiewicz
Foto: Twitter @Galkiewicz

Con este proyecto de Habitarte el nivel de seguridad mejoró en el barrio, se empezó a reducir el consumo de droga entre la juventud, que tiene opciones de aprender nuevos oficios con los talleres que organiza la Alcaldía junto a los líderes comunitarios.

Queremos cambiar y ser una comunidad emprendedora.
Mauricio Cárdenas, líder de la comunidad

Habitarte es uno de los programas de la alcaldía de Enrique Peñalosa, que busca apropiar y mejorar “el entorno en los barrios más vulnerables de la ciudad. Ya son 45 mil las fachadas que esta administración ha intervenido. ¡Y vamos por más!”, sostuvo el secretario de Hábitat, Guillermo Herrera.

Este proyecto es una estrategia integral de desarrollo urbano que está dirigido “a la rehabilitación espacial, a la ampliación de las capacidades de los ciudadanos y al fortalecimiento del tejido social de las comunidades que habitan los barrios de origen informal”.

No se trata solo de pintura de fachadas, es también generar sentimientos de apropiación y orgullo en los habitantes de los barrios que acuden a talleres para aportar a procesos de desarrollo con toda la oferta pública del Distrito”, comentó el funcionario.

Foto: Twitter @alejandroangel
Foto: Twitter @alejandroangel

A la fecha mil 44 ciudadanos, que habitan barrios de origen informal, han ampliado sus posibilidades y enriquecido su capital humano gracias a la estrategia Habitarte.

La transformación para la inclusión es un logro fundamental de la estrategia porque con ella se pretende “transformar la percepción que los ciudadanos tienen sobre su entorno y sobre sus propias capacidades”.

Los logros colectivos que “se consiguen a través del trabajo colaborativo se convierten en motivo de orgullo que trasciende las fronteras de los barrios. De esta forma, se construyen verdaderos puentes de inclusión entre la ciudad informal y la formal”.

Foto: Twitter @alejandroangel
Foto: Twitter @alejandroangel