Tags:

CHILE.- La fiscalía y la policía allanaron el miércoles la sede del Tribunal Eclesiástico en Santiago de Chile y la diócesis de la zona de Rancagua _unos 80 kilómetros (50 millas) al sur de la capital_ en busca de documentos vinculados con presuntos abusos sexuales sufridos por menores de edad a manos de integrantes de la Iglesia católica local.

El procedimiento en Santiago fue liderado por el fiscal Emiliano Arias, quien investiga a un grupo de 14 sacerdotes de la diócesis de O'Higgins para establecer si habrían mantenido relaciones sexuales con menores a cambio de beneficios económicos para ellos y sus familias.

Sergio Pérez fue el fiscal a cargo en Rancagua.

"En Chile todos estamos sometidos a la justicia ordinaria", dijo Arias a periodistas poco antes del allanamiento del Tribunal ubicado en la sede del Arzobispado de la capital chilena.

Arias confirmó después a un canal local de TV que solicitó y se llevó consigo toda la documentación sobre las investigaciones hechas por la Iglesia sobre los abusos a menores desde 2007, año en que se modificó la ley de prescripción de estos delitos.

El fiscal afirmó que espera que se genere la confianza para que las denuncias lleguen a producirse también a través de la justicia civil y no queden reducidas al ámbito eclesiástico.

El allanamiento se produjo tras haber solicitado primero la documentación a Rancagua, que a su vez transmitió la petición al Vaticano, y la respuesta fue que se solicitara la información a través de otro procedimiento, por lo que se optó por la autorización de los jueces, relató el fiscal al canal CNN Chile.

Arias puntualizó durante la mañana que sus acciones no estaban dirigidas contra la Iglesia católica, sino hacia algunas personas vinculadas a la institución que presuntamente habrían realizado acciones constitutivas de delito.