Tags:

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco dijo hoy que los escándalos, además de herir, pueden “asesinar los corazones, las esperanzas y las familias”, mientras el Vaticano lidia con denuncias mediáticas sobre presuntos abusos a menores en un preseminario dentro del Estado pontificio.

Durante el sermón de su misa matutina, celebrada en la capilla de su residencia vaticana, la Casa Santa Marta, el Papa advirtió que los pastores no deben ser apegados al dinero ni condenar a todos los demás, sino ser “mansos” y “humildes”, para favorecer la cercanía del pueblo.

En su reflexión reconoció que es inevitable que surjan los escándalos en la Iglesia, pero apuntó: “ay de aquel por el cual se producen los escándalos. Estén atentos a no escandalizar”, reclamó.

“El escándalo es malo porque el escándalo hiere, hiere la vulnerabilidad del pueblo de Dios y hiere la debilidad del pueblo de Dios", estableció.

Añadió que "tantas veces estas heridas se llevan durante toda la vida. Además, el escándalo no sólo hiere, sino que es capaz de matar: matar esperanzas, matar ilusiones, matar familias, matar tantos corazones”.

Preguntó cuántos cristianos, con su mal ejemplo y con su incoherencia, terminan por alejar a la gente porque esa incoherencia es una de las “armas más fáciles” que tiene el diablo para debilitar al pueblo de Dios.

Criticó a los empresarios cristianos que no pagan lo justo o se sirven de la gente para enriquecerse, así como a los pastores en la Iglesia que “no se ocupan de sus ovejas y se alejan”, que son apegados al dinero, tratan de escalar o se dejan llevar por la vanidad que los lleva a escalar.