Foto: Archivo.
Foto: Archivo.
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- El pintor, ingeniero, paleontólogo, anatomista, arquitecto, escritor e inventor italiano Leonardo Da Vinci (15 de abril de 1452-2 de mayo de 1519) murió a los 67 años de edad dejando para la posteridad un amplio catálogo de inventos, y aunque la mayoría quedó sólo en boceto, la Fundación Sophia se ha dado a la tarea de materializar 30 de esos proyectos.

Así lo informó Víctor Vilar, director de ese cultural nacido en España ahora con una base en México, al hablar de la exposición “Los inventos de Leonardo Da Vinci”, que hoy se inauguró en el Palacio de Minería, de esta capital, al tiempo que destacó que el también científico y humanista es la mejor muestra del hombre inmerso en su tiempo, con la mente puesta en el futuro.

Una bicicleta, un traje de buzo, un helicóptero, un avión, y unas alas para volar de manera personal, son algunos de los modelos creados a partir de los diseños que la Fundación Sophia halló en diversos documentos de Da Vinci, los cuales están al alcance de todo mundo a través de numerosas bibliotecas y colecciones en un sinnúmero de sitios web sobre él.

Nacido en pleno Renacimiento Italiano, “Da Vinci fue un pintor, ingeniero, paleontólogo, anatomista, arquitecto, escritor, botánico, científico, escultor, filósofo, músico e inventor, sin embargo, durante su longeva existencia no pudo ver construidos sus inventos, que lo mismo destacan como instrumentos de uso cotidiano como elementos para vivir mejor.

“En su época no fueron conocidos, ya que no fueron creados. Todo estaba en la enorme imaginación del artista, quien dejó al mundo todo lo que su genio le dictó en apuntes y bocetos. Leonardo intento recrear lo que veía en la naturaleza para luego crear objetos que sirvieran a la humanidad”, acotó Vilar, estratega de la exposición.