La artista Ana Teresa Fernández pinta un valla fronteriza de color azul para "bajar el cielo" como parte del plan "Borrando la Frontera, en Nogales, Arizona, el martes 13 de octubre de 2015. Foto: AP
La artista Ana Teresa Fernández pinta un valla fronteriza de color azul para "bajar el cielo" como parte del plan "Borrando la Frontera, en Nogales, Arizona, el martes 13 de octubre de 2015. Foto: AP
Tags:

NOGALES, SONORA.- Armada con tarros de pintura color celeste cielo la artista mexicana Ana Teresa Fernández comenzó desde las 7:30 de la mañana a "borrar" el muro fronterizo color oxido que divide la frontera entre Nogales, Sonora y Nogales, Arizona.

La artista oriunda de Tampico, contó con la ayuda de otros residentes de la ciudad fronteriza de 300 mil habitantes en el norte mexicano.

Fernández quiere utilizar su creación como una plataforma visual para exigir mayor respeto a los derechos humanos de los migrantes no solo en Latinoamérica sino a nivel mundial.

Sin interrupciones de autoridades mexicanas o estadounidenses, la pintora avanzó rápidamente con su rodillo cubriendo un tramo de la pared fronteriza de 10 metros de ancho y seis de alto.

Este muro se ha convertido en un pañuelo de lágrimas, un símbolo en donde lamentar las vidas que no lo han podido cruzar...Para mí, la frontera, el muro fronterizo, es como una lápida.
Ana Teresa Fernández
 Ana Teresa Fernández comenzó desde las 7:30 de la mañana a "borrar" el muro fronterizo color oxido que divide la frontera entre Nogales, Sonora y Nogales, Arizona. Foto: Twitter
Ana Teresa Fernández comenzó desde las 7:30 de la mañana a "borrar" el muro fronterizo color oxido que divide la frontera entre Nogales, Sonora y Nogales, Arizona. Foto: Twitter

No es la primera vez que Fernández "baja el cielo": lo hizo en 2012 en la playa de Tijuana en un sitio emblemático donde el muro fronterizo atraviesa el océano y divide Estados Unidos y México.

La instalación artística atrajo la atención de Luis Guerra, un inmigrante de 36 años que fue deportado en 1993 y quien también se puso a pintar.

Susannah Castro, una representante de la organización Border Community Alliance (Alianza Comunitaria de la Frontera) que invitó a Fernández a participar de este proyecto artístico, dijo que las autoridades mexicanas no quisieron pronunciarse sobre éste.

La artista ya lo había hecho en el 2012 en la playa de Tijuana. Foto: Twitter
La artista ya lo había hecho en el 2012 en la playa de Tijuana. Foto: Twitter

Castro aseguró que había incertidumbre sobre cómo responderán las autoridades estadounidenses al ver a un grupo de personas aproximarse al muro desde el lado mexicano y utilizar escaleras.

"Nosotros no estamos promoviendo ningún tipo de acto ilegal', dijo Castro. "Somos una organización humanitaria y no nos vamos a alejar de esos temas".

Fernández, quien estuvo visitando varias escuelas durante su estadía en Arizona, afirmó que "el rol del artista es instigar a que la gente no se acostumbre."

La mexicana también lo hizo en 2012 en la playa de Tijuana en un sitio emblemático donde el muro fronterizo atraviesa el océano y divide Estados Unidos y México.