FOTO: POSTA- Melva Frutos
FOTO: POSTA- Melva Frutos
Tags:

NUEVO LEÓN.- El frente frío número 14 trajo al estado de Nuevo León un marcado contraste; mientras que algunos ciudadanos celebraban el bello paisaje blanco en buena parte de la región, quienes conducían por las carreteras del estado quedaron varados por más de 15 horas a causa de la nieve.

Los cuerpos de Protección Civil y los albergues municipales y estatales se reportaron listos desde el pasado miércoles, cuando el Sistema Meteorológico Nacional anunció la primera tormenta invernal de la temporada.

Desde la noche del jueves en la zona metropolitana de Monterrey se sintió la caída de granizo y agua nieve, mientras que en la carretera Monterrey – Laredo, cientos de vehículos empezaban a detener su camino ante la imposibilidad de acceso, por la formación de capas de hielo de hasta 25 centímetros en algunos puntos.

La temperatura en la zona metropolitana llegó a 2 grados y cero grados en las zonas altas, con una sensación térmica de tres grados menos.

Desde la mañana del viernes, personal de Protección Civil del Estado acudió a brindar atención a las los automovilistas que se encontraban en la carretera Monterrey – Laredo, reportando que se brido alimento, agua, chocolate caliente y cobijas a 600 personas e iniciaron el operativo de evacuación con algunas de ellas, en cuatro helicópteros.

La vía fue reabierta por la Policía Federal alrededor de las 17:00 horas del viernes.

Pero también en la carretera de Monterrey a Saltillo hubo un fuerte bloqueo desde el viernes y que aún permanecía la tarde del sábado.

“Ahorita estamos en un operativo en la carretera 57, arriba de los cerros en Arteaga, Coahuila. Estamos apoyando a la SEDENA y con Protección Civil de Galeana.

“Hay kilómetros de autobuses varados. Se les está dando comida, víveres, agua, cobijas. Estamos ahorita en espera de que se pueda liberar la circulación. Están varados desde anoche”, detalló esta tarde Protección Civil a POSTA.

Algunas familias y choferes de tráileres fueron trasladados a las instalaciones de la dependencia de auxilio, en donde se les dio resguardo y alimento.

FOTO: POSTA- Melva Frutos
FOTO: POSTA- Melva Frutos

Protección Civil estatal informó que desde la noche del jueves se han hecho Operativos Carrusel en la zona metropolitana, trasladando a sus albergues a alrededor de 200 personas en situación de calle.

Personal del DIF de Nuevo León indicó que han sido 525 personas atendidas del miércoles a la fecha, en los 3 albergues estatales, desde la noche del miércoles y hasta este sábado.

Ante el peligro que representaba circular por Gómez Morín con destino a Chipinque, el municipio de San Pedo cerró la circulación la mañana del viernes, por lo que los ciudadanos que deseaban subir a la montaña a convivir con el blanco paisaje, tuvieron que hacerlo caminando.

Por su parte, el municipio de Monterrey dio a conocer que desde la llegada del frente frío se iniciaron los operativos para detectar personas vulnerables en la calle, llegando a atender a más de 300.

“Hemos entregado más de 350 cobijas, más de 140 litros de chocolate caliente, más de 450 piezas de pan y se han trasladado 25 personas al albergue del DIF municipal, que está ubicado en la Colonia Tierra y Libertad”, describió Erick Cavazos de protección Civil de Monterrey.

En San Nicolás la demanda de resguardo fue de sólo dos personas, aunque existen dos espacios abiertos las 24 horas y completamente equipados para quienes lo puedan necesitar, informó el departamento de Comunicación Social

Los albergues de Guadalupe han recibido a 17 personas. En San Pedro se brindó atención a una persona la madrugada del viernes, la cual fue trasladada al albergue del DIF Municipal.

FOTO: POSTA- Melva Frutos
FOTO: POSTA- Melva Frutos

En Escobedo se dio atención a tres ciudadanos en situación de calle, brindándoles cobertores y bebidas calientes, pero éstas no permitieron recibir resguardo.

Según información de medios de comunicación locales, dos personas perdieron la vida como consecuencia de las bajas temperaturas.

Un hombre falleció la mañana de este sábado a causa de quemaduras de una fogata que encendió en el interior de su vivienda, en el municipio de Juárez.

Otro murió en Escobedo al inhalar monóxido de carbono cuando introdujo brazas a su domicilio.

Además de los estragos causados por la caída de nieve y agua nieve, la zona metropolitana de Monterrey padeció la presencia de fuertes vientos desde la mañana del viernes.

La Comisión Federal de Electricidad informó a POSTA que los ventarrones provocaron interrupciones en el suministro de energía eléctrica en 36 sectores de la zona metropolitana norte, 19 sectores en la zona metropolitana poniente y 23 sectores en la zona metropolitana oriente.

“Algunas de las colonias con situaciones relativas al fluido eléctrico son Valle Oriente, San Jerónimo, Vista Hermosa, Mezquital, Valle de Santa María, San Rafael, Los Fresnos, Industrias del Vidrio y Fomerrey 9”, detalló el departamento de Comunicación Social.

En diversos municipios se registraron cables, panorámicos y árboles caídos, incluso algunos hechos se reportó que se desplomaron sobre casas o automóviles.

Las dependencias apuntaron que los albergues municipales y estatales se mantendrán abiertos para dar atención cuando las temperaturas se registren menores a cinco grados.