Hoy quiero hablar mal de Miguel Ángel González Salum, por una sencilla razón de territorio. Trataré de explicarme. Por circunstancia y seguridad (que no sirvió de mucho en 25-11-14) , mi credencial de elector está desde el 2010 radicada en el V Distrito federal con sede en Victoria Tamaulipas.

Y él como responsable de mis intereses en la Cámara de Diputados me ha fallado. No me avisó a tiempo de los cambios en la ley, no difundió como fue su compromiso de campaña, de los alcances de la Reforma Energética; y si hoy lo expreso por escrito, júrenlo que cuando lo vea le haré saber –como ciudadano- de mi “encaboronamiento”.

Le hablaré de su afamada mezquindad y de otros alcances genéticos que le vienen en la herencia de apellido, que no todos aclaro, y les pido disculpas. Pero él, como diputado federal del distrito en que profesionalmente resido, si es culpable del “gasolinazo” y otros agravios.

De lo que hace y no hace en la cámara de diputados es responsable. Pecador al seguir la corriente al ineficiente Enrique Peña Nieto; de agachar la cabeza a los designios que bajan por la coordinación de su partido con César Camacho.

Y perdón por hablar en primera persona, que si esta vez me tomo la licencia, es porque creo que los que protestan –muchos de ellos manipulados y con paga- están equivocando el objetivo, pues qué culpa tiene el sector privado de los desmanes de “PPMID” y su jefe Enrique Peña Nieto.

Les aseguro que mucho menos de lo que se imaginan y sin embargo, son los que en el país están pagando los platos, vidrios, despensa, artículos consumibles, electrónicos y más.

Ellos no levantaron la mano para aprobar la Reforma, ellos no son los disimulados legisladores que de manera directa tienen responsabilidad en su calidad de representantes populares. Por distrito, por partido o por estado.

Por otra parte nos parece sospechoso, que si quieren mandar un mensaje al Presidente, “los anarquistas de cuota”, lo hagan por la vía de la delincuencia. Y por eso, les reitero que hay una vía más práctica.

Reclamar a sus diputados por distrito, es decir, a quienes pasaron por su cuadra pidiendo el voto. Es con ellos y no con vidrios rotos como se van a resolver el impuesto a la gasolina y en general, a lo que convenga en la reforma energética.

¿A poco ya se les olvidó quienes son? Y no importa si votaron por ellos o no, el asunto es que una vez instalados en la cámara son representantes en corto de los intereses de todos en su distrito. Si algo sale mal, se hace mal, o se tuerce, es porque los ciudadanos les dejamos hacer.

Que no los conoce, aquí se los recordamos. Abdala Carmona Yahleel, Arcos Velázquez Monserrat Alicia, Camargo Félix María Esther Guadalupe, Coronado Ayarzagoitia Pedro Luis, González Salum Miguel Ángel, Guevara Cobos Luis Alejandro, Guillen Vicente Mercedes del Carmen, Hinojosa Ochoa Baltazar Manuel, Melhem Salinas Edgardo, Roberto Vega Esdras. Esos son los del PRI.

Pero igual del PAN están Rendón García César Augusto, Valles Olvera Elva Lidia, del Partido Acción Nacional y Cárdenas Gutiérrez Gustavo Rodolfo del Movimiento Ciudadano.

Si ya se acordó y si ellos en su distrito no le han cumplido, enójese pero reclámeles. Ubique sus oficinas de “gestoría” y reúnase responsablemente con quien le corresponda y si como supongo, le han fallado ya sabe quien tiene la culpa.

Estoy cierto que son contados los que pueden dar la cara. Y el mismo asunto es para los senadores, y es que que son “activos” socialmente que hasta se nos olvidan sus nombres, pero igual aquí se los recordamos. García Guajardo Sandra Luz, García García Andrea y el inefable MCL.

Corolario:

1.- Las cámaras de diputados y de senadores componen el órgano colegiado que se conoce como Congreso de la Unión. Ellos y en teoría no el presidente son los responsables y nuestros representantes directos sean de territorio o de partido –plurinominales-.

2.- Y el mismo esquema vale para las entidades. En este caso el Congreso de Tamaulipas y sus miembros son los responsables de lo que hace o dejan de hacer sus pares en el poder ejecutivo o judicial.

3.- Como que es ya tiempo de que todo mundo se entere de que gritar en campaña lo de “seré tu voz en el congreso” es importante, pero a los ciudadanos de a pie se les olvida.

4.- El más importante de todos el compromiso moral que tienen con el territorio y la base social que los llevo al poder. ¿Por qué a veces no sucede? Quizá porque el camino al Congreso es un fraude y al que le deben el puesto es a la élite en poder y no a la sociedad.

OTROSI: ¿Otro “Pacto de Solidaridad” con los mexicanos? Mejor haga su chamba correctamente Sr. Presidente.