Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- El vuelo UA890 despegó a las 00:20 del primer día del 2017, hora local de Shanghai. Sin embargo, tras unas diez horas de vuelo, el Boeing 787-9 de la compañía tocó tierra en los Estados Unidos el último día de 2016, a las 19:00 de California.

Por este motivo, los pasajeros y la tripulación pudieron festejar dos veces el fin o el inicio del año, dependiendo del punto de vista con el que se lo mire. La particularidad de este hecho ha vuelto al vuelo un fenómeno viral.

No se trata de una escena de la película 'Volver al Futuro' ni de un verdadero viaje en el tiempo. El fenómeno se puede explicar por la gran diferencia horaria que existe entre ambas ciudades, distantes en casi 10.000 kilómetros.

La urbe china se encuentra ocho horas por delante del tiempo universal coordinado, mientras que San Francisco está ocho horas por detrás. En total, la diferencia horaria entre las dos zonas es de 16 horas.