Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

BRASIL.- A tres jóvenes las manosearon más de cuarenta veces en una hora durante este experimento que probó lo que sufren las mujeres en una noche de fiesta.

Sin importar que ellas pidieran que no las tocaran, la mayoría de los hombres hacía caso omiso e intentaba sobrepasarse sin saber que era seguido por las cámaras instaladas previamente en la discoteca escogida para la prueba.

En el video titulado Un vestido para el respeto, se veía cómo llegaba a una computadora cada tocamiento indeseado, gracias a los sensores instalados en el traje y que transmitían la información por Wifi en tiempo real.

Y estos fueron los resultados: en 3 horas y 47 minutos, los sensores captaron 157 manoseos, es decir, las tres mujeres recibieron más de cuarenta toques no consentidos por hora.

La campaña contra el acoso promovida por Schweppes en Brasil lanza al final varias preguntas unidas por el mismo mensaje:

¿Y si se aborda a las mujeres con elegancia?

¿Y si se aborda a las mujeres con inteligencia?

¿Y si se aborda a las mujeres con respeto?