F1 GP Gran Bretaña Foto: Mundo Deportivo
F1 GP Gran Bretaña Foto: Mundo Deportivo
Tags:

INGLATERRA: Mañana domingo no será un día más para la máxima categoría del automovilismo mundial. En el mítico circuito de Silverstone se realizará el Gran Premio 70 Aniversario de la Fórmula 1, en conmemoración al septuagésimo año de la categoría. Después de lo sucedido en la última prueba de la temporada 2020, que también se llevó a cabo en el trazado de Gran Bretaña, los mejores pilotos del mundo volverán a salir a escena.

En el autódromo, que se encuentra ubicado en dividido en los condados de Northamptonshire y Buckinghamshire, se acaba de disputar una carrera que finalizó a pura emoción el pasado fin de semana. A bordo de su Mercedes, el actual campeón del mundo Lewis Hamilton, sufrió para conseguir su tercera victoria del año: cruzó la bandera a cuadros con el neumático delantero izquierdo pinchado y consiguió su séptimo triunfo en el trazado, un nuevo récord para la F1.

“Hasta esa última vuelta, todo iba bien. Pero cuando escuché que Valtteri (Bottas) había pinchado miré mis neumáticos y todo parecía ir bien, pero de repente pinché. Intenté conservar la velocidad sin romper la llanta”, explicó el piloto británico, que volverá a ser el gran candidato desde el próximo viernes, jornada que marcará el inicio de la acción en Silverstone con los entrenamientos libres 1 y 2.

Más allá del dominio de Hamilton y su compañero de equipo, el finlandés Valtteri Bottas, a bordo de las Flechas de Plata, la prueba del fin de semana pasado mostró el buen rendimiento del equipo Aston Martin Red Bull: el neerlandés Max Verstappen terminó en la segunda colocación y sumó puntos valiosos para ubicarse en la tercera posición del campeonato de pilotos con 52 puntos. El séxtuple campeón del mundo encabeza la clasificación de pilotos con 88 unidades y su compañero de equipo lo sigue a seis puntos de distancia. Por su parte, y más allá que el monegasco Charles Leclerc logró subirse al podio, Ferrari continúa con los conflictos internos por el mal rendimiento de los SF1000, que acentúo la crisis entre el piloto alemán Sebastian Vettel y la escudería con sede den Maranello.