Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Mientras Grandes Ligas y el sindicato de peloteros contemplan distintas ideas para crear un calendario una vez que se logre controlar la pandemia de coronavirus, el receptor de los Rojos de Cincinnati Tucker Barnhart expresó una preocupación compartida por muchos dentro del deporte: ¿Programar una enorme cantidad de juegos, y tal vez prolongar la campaña hasta noviembre o diciembre, podría causar lesiones?

“La seguridad de los jugadores es algo importante”, dijo Barnhart, representante sindical, el lunes durante una conferencia telefónica.

Eso incluye la cantidad de días de descanso que se puedan rescatar en 2020, cuántos partidos tendrá que jugar un equipo a la semana y como podría afectarse a 2021 si existe un descanso más breve entre temporadas.

“A partir de ahora, no creo que puedan hacerse cosas que pongan en riesgo la integridad de la próxima temporada. Lo que quiero decir es que si presionan para jugar demasiados partidos se corre el riesgo de lesión, lesiones importantes, por querer jugar la mayor cantidad de partidos posibles”, dijo Barnhart.

“Todo esto es a título personal, no del sindicato, pero tendrán que proteger a los peloteros”, añadió. “Y si no pueden hacerlo, entonces es ahí donde yo, en lo personal, pintaría la raya”.

Nadie sabe cuándo es que el béisbol y otras ligas suspendidas reanudarán sus actividades, porque nadie sabe cuándo volverá la vida a la normalidad tras el brote de COVID-19. Alrededor de 750.000 personas han infectado en todo el mundo y más de 35.000 han muerto, según un conteo de la Universidad Johns Hopkins. En Estados Unidos hay más de 140.000 casos y 2.500 decesos.

El entrenamiento primaveral fue suspendido el 12 de marzo; el Día Inaugural debía ser la semana pasada, pero en su lugar será a mediados de mayo, en el mejor de los casos.

A estas alturas, es difícil decir que puede o debe hacerse. MLB está analizando todas las ideas, junto con los 30 equipos, para encontrar la mejor solución a cómo jugar la temporada regular con la mayor cantidad de partidos posibles y crear un escenario para la postemporada”, dijo el gerente general de los Nacionales de Washington Mike Rizzo, cuyo equipo convirtió los terrenos de su campo de entrenamiento en una instalación para análisis público de coronavirus.