ESTADOS UNIDOS.- Los Astros de Houston repentinamente tienen varias vacantes que llenar.

A menos de un mes del inicio de los entrenamientos de primavera, los vigentes campeones de la Liga Americana se quedaron sin mánager y gerente general después de que AJ Hinch y Jeff Luhnow fueron suspendidos por las Grandes Ligas y posteriormente despedidos por el dueño Jim Crane como consecuencia del escándalo de robo de señales.

Las penalizaciones, que fueron anunciadas por el comisionado Rob Manfred el lunes, fueran la respuesta luego que MLB confirmó el uso de dispositivos electrónicos para el robo de señales en la temporada de 2017, cuando Houston ganó la Serie Mundial, y otra vez en la campaña 2018. Los Astros también fueron multados con 5 millones de dólares, que es la máxima cantidad que autoriza la constitución de MLB y perderán sus selecciones de primera y segunda ronda de los próximos dos drafts.

Ahora que las sanciones fueron dadas a conocer y Hinch y Luhnow, los arquitectos del éxito inesperado de Houston, fueron despedidos, la franquicia tiene que seguir adelante. Primero, los Astros deben contratar un manager y gerente general que intenten continuar con el éxito logrado por el previo liderazgo.

“Soy optimista”, dijo Crane el lunes. “Hay mucha gente muy inteligente aquí. Tendremos un bache en el camino... ha sido un día complicado, pero ¿podemos recuperarnos? Por supuesto. Y tendremos un gran equipo el próximo año”.