ESTADOS UNIDOS.- Alex Cora era identificado ya como el autor intelectual de un ardid para robar señas de los equipos rivales cuando era asistente del manager de los Astros de Houston.

Y los Medias Rojas no quisieron esperar cuál será el castigo que le impongan las Grandes Ligas al puertorriqueño, quien habría aplicado un artificio similar en Boston.

Los Medias Rojas anunciaron que Cora dejó de ser su piloto el martes, un día después de que el comisionado de las Grandes Ligas Rob Manfred lo implicó en el escándalo de robo de señales que ha estremecido al béisbol.

El boricua trabajaba en los Astros de Houston cuando ganaron la Serie Mundial de 2017, y llevó a Boston al título al año siguiente, en su primera campaña como mánager. AJ Hinch, mánager de los Astros, y Jeff Luhnow, gerente general de ese equipo, fueron destituidos el lunes, una hora después de que Manfred los suspendió durante toda la temporada 2020 por su participación en la trampa.

El reporte de nueve páginas de Manfred mencionaba 11 veces a Cora, describiéndolo como la persona clave en la planeación y ejecución del sistema de robo se señales.