Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Los lanzadores de los Cerveceros de Milwaukee están de plácemes. Su rendimiento debe afianzarse gracias a los dos nuevos bates en su alineación: los jardineros Lorenzo Cain y Christian Yelich también tienen la capacidad de incidir en un juego con sus guantes.

Serán menos los bombitos caerán para hits y se recortarán más rápidas las líneas a los callejones de los jardines para prevenir extrabases.

La más mínima diferencia podría ser determinante para que los Cerveceros sean competitivos en la División Central de la Liga Nacional.

“Ya teníamos a un excelente grupo de jardineros. Puedo certificarlo porque yo me beneficié con ello”, señaló el abridor Zach Davies. “Pero la gerencia buscaba robustecer las posiciones. Ambos son fenómenos a la defensiva”.

Lo hicieron adquiriendo a dos jardineros que han ganado el Guante de Oro. Yelich llegó tras un canje con los Marlins de Miami, concretado el 25 de enero, un día antes que los Cerveceros pactaron un acuerdo con Cain, jugador que se formó en su sistema de ligas menores, como agente libre procedente de los Reales de Kansas City.