Foto: Twitter.
Foto: Twitter.
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El boxeador mexicano Jaime Munguía tuvo un estreno exitoso en la división de peso medio y venció por nocaut técnico en 11 rounds al irlandés Gary O’Sullivan, en el Alamodome de San Antonio.

En el pleito estelar de la velada, Munguía se quedó con el triunfo a los 2:17 minutos del undécimo asalto para quedarse con el título Intercontinental de las 160 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Tras su exitoso paso por el peso superwelter, en el que fue campeón y donde hizo cinco defensas, Jaime buscaba nuevos retos y decidió escalar al peso medio y O’Sullivan fue su primer obstáculo en busca de iniciar un camino rumbo a una oportunidad titular.

De la mano de Erik “Terrible” Morales, su entrenador, el joven pugilista tijuanense mostró mejoría respecto a su última pelea, manejó los tiempos, lució con buenas combinaciones y a la defensa también se mostró bien.

El Terrible ya le había pedido que no acabara pronto la pelea y aguantara lo más que pudiera para apreciar todo el aprendizaje, y desde el inicio se mostró superior con sólidos impactos que hacían daño al irlandés.

Las potentes izquierdas afectaron a O’Sullivan, que respondió por momentos y se enfrascó en furiosos intercambios con el mexicano, quien a mitad de la pelea soltó bombazos que se impactaron en la humanidad del rival.

Un golpe bajo en el sexto asalto le costó un punto al tijuanense, quien había sido mejor, pero pasada la mitad de la pelea controló a placer y era cuestión de que se decidiera para terminar.

Entre el séptimo y en undécimo asaltos Munguía puso en malas condiciones a su oponente, utilizó todo su arsenal y en el episodio 11 apabulló a un rival liquidado para quedarse con la victoria y seguir invicto.

Munguía mejoró su récord a 35-0, 28 por la vía del nocaut, y demostró que va en camino a una oportunidad titular, mientras que su rival sufrió el cuarto descalabro de su carrera, por 30 victorias, 21 antes del límite.