Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Tanto si buscas una casa, como si quieres venderla, acudir a una inmobiliaria puede ser tu mejor decisión. Si buscas inmobiliaria Ciudad de México ofrece muchas alternativas. Pero no solo encontrarás inmobiliarias en la capital, también las hay por todo el país. Decantarse por una es una buena idea por los siguientes motivos.

Asesoramiento

Comprar o vender una vivienda supone iniciar unas enrevesadas gestiones que incluyen la tramitación de contratos e impuestos de los que, de normal, no tenemos ni idea. Nadie nos prepara en la escuela ni para comprar ni para vender una casa.

Por suerte, los profesionales de las inmobiliarias sí están informados sobre todos los trámites y se los conocen al dedillo. Además, se van reciclando y conocen todas las modificaciones que se producen en el sector. Al fin y al cabo, ese es su trabajo. Por lo tanto, una inmobiliaria te podrá asesorar sobre cualquier duda que tengas relativa a la compra venta de viviendas.

Conocen el mercado

Cuando pretendemos vender una casa no sabremos ni por dónde empezar. Entrar en ese terreno es navegar en un mar de dudas y de intranquilidad. Está claro que no deseamos perder dinero con la transacción, pero, a menos que gastemos un buen pellizco en un tasador, no sabremos poner un precio adecuado a la vivienda. Puede que estimemos un precio de venta muy inferior al del mercado o puede que tiremos a lo alto y pidamos demasiado por la vivienda, lo que puede hacer que los posibles compradores se espanten ante un precio abusivo.

La inmobiliaria conoce el mercado a la perfección. Sabe el precio del metro cuadrado, conoce el precio de los inmuebles de una determinada zona, conoce los puntos fuertes y débiles del lugar en el que está la vivienda. La inmobiliaria te ayudará a establecer el precio de venta más adecuado, lo que suele traducirse en una venta más rápida.

Cobro por venta

Si estás preocupado por los honorarios de la inmobiliaria, debes saber que no debes hacer ningún pago hasta que la vivienda haya sido vendida. En ese caso, la empresa se llevará una comisión que habréis pactado previamente, por lo general suele ser una comisión de entre un 3 y un 5% del precio de venta. No tendrás que pagar mensualidades por los servicios prestados por la empresa inmobiliaria.

Si lo que quieres es comprar, no debes preocuparte por nada, ya que la comisión de la inmobiliaria la paga el vendedor a través de la comisión pactada.

Comodidad

No vamos a negar que comprar o vender una vivienda es un proceso pesado y engorroso. Poner a la venta una casa, buscar la vivienda perfecta, la realización de todos los trámites y papeleos necesarios para cambiar la titularidad de la vivienda… todos los pasos del proceso de compra venta de una vivienda son aburridos y desconocidos para el ciudadano de a pie.

Delegar todo el proceso a una empresa con experiencia en el sector, que conoce cómo funciona el sistema, aporta un plus de tranquilidad y permite que no tengamos que preocuparnos de nada. Solo tendremos que firmar los papeles de la compra venta y listo. Confiar en una inmobiliaria te ahorrará tiempo e infinidad de quebraderos de cabeza.