CHIHUAHUA.-Las autoridades de salud del estado, iniciaron los exámenes a 320 niños de la ciudad de Chihuahua, quienes podrían tener la sangre contaminada con plomo, por vivir en una zona de una antigua fundidora.

De hecho, al menos un centenar de ellos tienen de 3 a 7 microgramos de plomo, que de acuerdo con el secretario de Salud, Pedro Hernández, no afectan al organismo de los infantes, pues la Organización Mundial de la Salud ha establecido que los niveles tolerables son de 20.

Desde las 10 de la mañana, los 320 niños del fraccionamiento Rinconada Los Nogales, fueron subidos en camiones urbanos, y llevados hasta las 14:00 horas a la sala de urgencias del Hospital Infantil de Especialidades, para iniciar con los exámenes que se extenderán por 48 horas, por lo que se habilitaron 25 consultorios y todo un piso del hospital.

No obstante que el secretario de Salud aseguró que ningún niño o niña sobrepasa los niveles de plomo en la sangre para que haya afectaciones en sus organismos, los padres de familia se mostraron escépticos y desesperados, pues aseguran que sus hijos sufren de desmayos, dolores musculares, sangrado de nariz, somnolencia y manchas en la piel, causado por los contaminantes que hay alrededor de sus viviendas.

El fraccionamiento Rinconada Los Nogales, se encuentra en un área cercana a la antigua fundidora de plomo Ávalos, la cual no opera actualmente, pero que dejó en un área de 426 hectáreas, residuos y desechos de plomo, cadmio y arsénico.