Tags:

RUSIA.- Dos campeones olímpicos figuran entre cuatro atletas rusos que enfrentan cargos por dopaje.

Andrei Silnov, quien consiguió la medalla de oro en salto de altura durante los Juegos Olímpicos de 2008 en Beijing, y Natalya Antyukh, monarca en los 400 metros con vallas de Londres 2012, están acusados de usar sustancias o métodos prohibidos.

La Unidad de Integridad del Atletismo informó que los casos se basan en una investigación sobre dopaje de deportistas rusos. La pesquisa fue abierta por la Agencia Mundial Antidopaje, tras acusaciones presentadas en 2016 por el abogado canadiense Richard McLaren.

Silnov era vicepresidente de la Federación Rusa de Atletismo hasta junio, cuando renunció tras citar una investigación por parte de la Unidad de Integridad sobre su conducta. Esa Unidad indicó que su caso involucra el presunto consumo de la sustancia prohibida DHCMT, conocida también como turinabol.

Los otros dos atletas acusados son Yelena Sololeva, quien obtuvo la plata en los 1.500 metros durante el Mundial bajo techo de 2006, así como Oksana Kondratyeva, lanzadora de martillo, ya retirada.

La Unidad informó que el caso de Soboleva se relaciona con nuevos análisis a una muestra tomada durante el Mundial de 2007.

Soboleva había sido ya despojada de la medalla de plata en aquel evento, por su participación en un ardid por parte de atletas para intercambiar muestras de orina. El caso representó un antecedente de las acusaciones presentadas después contra el Estado ruso en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 en Sochi.

Los cargos serían planteados ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS). Sin embargo, no se ha fijado todavía una fecha para las audiencias.