Tags:

ITALIA.- Una multitud de orgullosos ecuatorianos, incluidos al menos 300 ciclistas, se congregaron el lunes para dar la bienvenida y acompañar a Richard Carapaz, el flamante campeón del Giro de Italia.

Cuando aterrizó el vuelo en que llegaba el deportista junto a su familia, dos motobombas del servicio de bomberos le recibieron con un arco de agua, gesto reservado a personajes importantes, mientras cientos de personas con silbatos, cornetas, banderas y carteles se arremolinaban tanto en el aeropuerto como en las vías aledañas.

Algunas portaban carteles, entre los que podía leerse “Bienvenido campeón del Giro” y Gracias Richard”. Muchos fanáticos vestían de rosa o llevaban globos de ese color, el mismo que portó Carapaz como líder del Giro hasta coronarse el domingo 2 de junio durante la última etapa en Verona.

Carapaz se convirtió apenas en el tercer latinoamericano en ganar algún título del Grand Tour en la historia. Nairo Quintana se coronó en 2014 en el Giro y en 2016 en la Vuelta de España. El también colombiano Luis Herrera fue campeón de la Vuelta en 1987.

“Gracias a todos los ecuatorianos que se han congregado para darme este recibimiento y espero que lo disfruten tanto como yo”, dijo Carapaz, en sus primeras declaraciones y mostrando el trofeo Senza Fine de la tradicional competencia.

Una improvisada caravana de vehículos acompañó el autobús en que se trasladaba el campeón, quien desde lo alto saludaba con la mano a los ecuatorianos, mientras la vía de salida del aeropuerto, a una hora de la capital, quedó virtualmente paralizaba. Por momentos, el autobús se desplazaba al paso de los aficionados.