Foto: Notimex
Foto: Notimex
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- La película de Walt Disney La Cenicienta cumple 70 años, se estrenó en 1950, fue dirigida por Clyde Geromini, Wilfred Jackson y Hamilton Luske, esta cinta se basó en el cuento Cendrillon del autor Charles Perrault, sin embargo la historia tiene diferentes versiones de acuerdo al país donde era reproducida por medio de la tradición oral.

La cenicienta, es un filme de 72 minutos y pertenece al género de animación y fantasía, dicha película fue nominada en los Premios Oscar como: Mejor Banda Sonora Original, Mejor Canción y Mejor Sonido. Además, en 1950 recibió el Premio Especial Del Festival Internacional de Cine de Venecia y en 1951 recibió dos premios del Festival Internacional de Cine de Berlín.

La película ha sido doblada dos veces al habla hispana en la Ciudad de México, la primera en 1950 por Edmundo Santos en los estudios Churubusco, en este doblaje participaron Evangelina Elizondo (“Cenicienta”); “Príncipe azul” (Pedro Vargas); los ratones (Roberto Espriú, Edmundo Santos, etc.) y “el hada madrina” (Fanny Schiller).

Sin embargo, se realizó un segundo doblaje en 1997 por Arturo Mercado en Prime Dubb, en donde otros actores sustituyeron a las primeras voces, entre ellos Natalia Sosa (“Cenicienta”), Mauricio Arróniz (“Príncipe”), Norma Herrera (“Hada madrina”) y Raúl Carballeda, Mario Filio (los ratones “Gus Gus” y “Jack”), debido a que, durante dos décadas, Elizondo peleó en los tribunales por las regalías de retransmisión y venta de discos de la cinta, misma que perdió al no poder comprobar que habpia colaborado con Disney.

La historia de “Cenicienta” retrata a una mujer muy hermosa que vive con su madrastra y sus dos hermanastras, éstas le dan un mal trato y la usan como su sirvienta. La protagonista no tiene amigos más que los animales con los que vive entre ellos los ratones “Gus Gus” y “Jack”, quienes se convierten en sus aliados para ayudarla a ir al baile real y conocer al príncipe, además de recibir la ayuda de su hada madrina que le concede el deseo de ir al baile.