Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Catherine Deneuve interpreta a una estrella del cine francés en “The Truth”. Incluso eligió su segundo nombre, Fabienne, para su personaje que dice cosas como “preferí ser una mala amiga, una mala madre y una gran actriz”.

Pero no hay que tratar de encontrar algunas verdades esenciales, o chismes, sobre Deneuve con diálogos como ese, ni en los ojos que pone Fabienne cuando le mencionan a Brigitte Bardot. Deneuve, de 76 años, dice que las similitudes con su personaje se acaban en el nombre.

“Para mí ella es una desconocida”, dijo Deneuve, con un cigarrillo en la mano, tras el estreno de “The Truth” en el Festival de Cine de Venecia. “Está realmente muy lejos de mí”.

Deneuve ha tenido una gran relación con sus hijos y sus compañeros de reparto no podrían mencionar alguna rivalidad con sus colegas del pasado. Pero eso no hace que “The Truth”, que estará disponible on demand el viernes, sea una parodia menos divertida de una arrogante y exuberante estrella que quizá no recuerde las cosas igual que su hija adulta Lumir.

El retrato tragicómico de una actriz en su último acto que se divide entre una película, la publicación de sus memorias y la visita de su hija, interpretada por Juliette Binoche, llega gracias al director de “Shoplifters” (“Un asunto de familia”) Hirokazu Kore-eda en su primera película fuera de su natal Japón.

Fue una asunto verdaderamente internacional, con un guion principalmente hablado en francés e inglés, un director que no hablaba ninguno de los dos idiomas, y actores que no hablaban japonés. Ethan Hawke, quien interpreta al esposo actor de Lumir, tampoco habla francés. Sobre decir que la filmación en París fue un poco abrumadora para todos, considerando que el filme es un estudio de personaje con muchos diálogos sobre la naturaleza de la verdad y la memoria así como una relación delicada entre madre e hija, con momentos de comedia y drama.