Foto: AP
Foto: AP
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El jersey de Bryce Harper que pudo haber vestido el más orgulloso fanático de los Filis de Filadelfia en esta campaña de las Grandes Ligas es ahora una mascarilla que protege a un médico en la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Fanatics, la empresa que produce uniformes para las mayores, ha suspendido la confección de jerseys. En vez de ello, está empleando la tela de poliéster como materia prima a fin de crear cubrebocas y batas quirúrgicas para los hospitales en Pennsylvania y estados circunvecinos.

Michael Rubin, presidente y fundador de Fanatics, estaba mirando el televisor la semana pasada, cuando le asaltó la idea de convertir su instalación en Easton, Pensilvania, en una fábrica de equipo para combatir el padecimiento COVID-19.

Mientras Rubin pensaba cómo hacer realidad su proyecto, el Hospital St. Luke de Bethlehem se acercó a Fanatics a finales de la semana anterior, y le planteó la posibilidad de que la compañía produjera mascarillas.

El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, y el secretario estatal de Justicia, Josh Shapiro, se comunicaron con Rubin en los días posteriores. Le dijeron que el estado requería urgentemente de más tapabocas y batas.

Fanatics desarrolló un prototipo que fue aprobado por la agencia estatal de emergencias. Para el martes, la compañía detuvo la producción de todos los jerseys de béisbol.

(Fanatics vía AP)
(Fanatics vía AP)