Tags:

JAPÓN.- Katinka Hosszú, Chad le Clos y Sarah Sjöström, tres nadadores de la élite, entrenaron fuerte el miércoles durante dos horas como si no tuvieran la más mínima noción de que los Juegos Olímpicos de Tokio pudieran ser cancelados a causa del brote de coronavirus.

Fue hasta después de que los tres deportistas —ganadores de 11 medallas olímpicas en conjunto— salieron de la piscina cuando manifestaron su seria preocupación sobre la suerte de la justa olímpica en entrevistas separadas con The Associated Press.

“Para un deportista, lo mejor es sólo concentrarse en su preparación... Veo las noticias, pero en mi mente estoy preparada hasta el inicio de la justa. Entonces tengo que estar lista”, dijo la húngara Hosszú, cuyo apodo es “La Dama de Hierro”.

“La verdad no puedo siquiera imaginar que cancelen los Juegos Olímpicos. Para los deportistas, es una pesadilla”, afirmó Hosszú. “Eso es nuestra vida, prepararnos para la competición más importante en la natación”.

Los organizadores de los Juegos Olímpicos y el gobierno japonés respondieron el miércoles a los comentarios del ex vicepresidente del Comité Olímpico Internacional, Dick Pound, quien señaló que las competiciones de 2020 podrían ser canceladas si el virus no es contenido.

“Partimos con la premisa de que vamos a realizar los Juegos Olímpicos y Paralímpicos tal y como está previsto”, dijo el director ejecutivo del comité ejecutivo de Tokio 2020, Toshiro Muto, el miércoles. “De momento, la situación por las infecciones de coronavirus es, se debe reconocer, difícil de pronosticar, pero tomaremos las medidas necesarias para tener unos Juegos Olímpicos y Paralímpicos con seguridad”.