A 2 años sin Celso Piña

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

Por: Arturo González

sábado 21 agosto 2021 - 06:25 p. m.

Este sábado se conmemora el segundo aniversario de la muerte del llamado “Rebelde del Acordeón”, quien partió a los 66 años.

MONTERREY, Nuevo León.- Dos años ya han pasado de la muerte de Celso Piña, considerado el máximo exponente de la música vallenata en México, especialmente en el norte del país. Sin duda, un embajador del género que rompió fronteras con el sonido de su acordeón.

El llamado “Rebelde del Acordeón” murió el 21 de agosto de 2019 a los 66 años, víctima de un infarto, luego de haber sido llevado a un hospital particular ubicado en el centro de Monterrey para un chequeo médico.

Tres días después de su deceso se le rindió una misa de cuerpo presente en el Santuario de Guadalupe en la Colonia Independencia, para después ser llevado al lugar donde nació y creció, al Cerro de la Campana, ahí donde ofreció sus primeras tocadas junto a su grupo La Ronda Bogotá.

Celso Piña es considerado uno de los pioneros del vallenato en México, desde que inició su carrera en los años 70.

También fue uno de los primeros en fusionar la cumbia colombiana con otros ritmos como el hip-hop, el reggae, el ska, el bolero, el rock y en los últimos años con música sinfónica.

Su discografía incluye 27 álbumes, siendo el último “Música es Música” junto con la Orquesta de Baja California.

Junto a su inseparable acordeón Celso fue un embajador del vallenato. Foto. Cortesía.

A dos años de su partida La Ronda Bogotá, así como sus familiares y amigos, le rindieron un homenaje con una nueva versión del tema “Cumbia Valledupar”.

El tema remasterizado, fue colocado en redes sociales desde el pasado miércoles donde está presente la voz de Piña.

Cuando le tocó a García Márquez

El 2 de septiembre de 2004, Celso Piña hizo bailar al Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, cuando el periodista y escritor colombiano asistió en Monterrey a una cena que ofreció el empresario Lorenzo Zambrano en el Museo Marco.

“Fue algo inesperado, en eso yo estaba en el salón tocando cuando de repente se abre la puerta del salón y se viene la bola de gente y en medio el maestro Gabo, voltea, se nos queda mirando y se va en medio del salón y se pone a bailar con su esposa.

Se para me agarra de la mano y me dice: ‘Celso, gracias por poner muy en alto nuestro folclore musical y procura ser siempre un buen hombre’”, recordó Celso en una entrevista concedida en 2010.

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?