Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Un mexicano viajó a Rusia para disfrutar del Mundial y regresó con una goleada al corazón: se enamoró de una voluntaria rusa, a la que le pidió matrimonio el día de la final.

Se trata de Miguel Minoru, un hincha de 27 años que conoció en las calles de Moscú a Cristina, una joven rusa que participaba como voluntaria de la FIFA en la Copa del Mundo: "La invité a comer, me dijo que no, pero su teléfono sí me lo dio. No hubo día que no nos viéramos o habláramos. Es difícil de explicar, sólo me enamoré", contó a Excélsior.

Fue tal el flechazo, que Minoru no asistió al partido que su equipo disputó contra Brasil, porque prefirió estar con su amor antes de regresar a México. Entonces le prometió a ella que volvería con un anillo de compromiso. Y así lo hizo.

"Volví para pedirle que se casara conmigo y lo hice el día de la final, en el mismo lugar donde la conocí", recordó. La historia se hizo famosa porque un día después de la propuesta subió a Facebook un video que, para su sorpresa, se hizo viral.

Ella empezó a hacer planas en español para aprender su idioma y él, confiesa, venció los miedos que tenía:

Al principio pensé que sólo era emoción por haber conocido a alguien, pero con el paso del tiempo vi que era algo real. Cuando mi madre se enteró, me dijo que tuviera cuidado, que no me fuera a sacar los órganos
Miguel Minoru

Según Minoru, su futura esposa está haciendo los trámites de visa para ir a México y en un mes se reencontrarán allí para organizar la boda: "Ella me decía: 'Fútbol, spasiba', que quiere decir 'gracias, fútbol', porque si yo no hubiera ido a la Copa del Mundo, o ella no hubiera sido voluntaria de FIFA, jamás nos hubiéramos conocido".