Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- La respuesta del niño no la esperaban ni siquiera sus padres, que tuvieron que intervenir antes de que acabara con el monstruo que lo asustó.

Charlie y su familia visitaban una tienda con muñecos, disfraces y varios artículos de Halloween, cuando el niño se vio sorprendido por el ataque de una araña electrónica.

Aunque se sobresaltó, el niño se recuperó con rapidez para ir al contraataque y castigar a ese monstruo peludo que lo hizo pasar un mal rato.

Le dio golpes e intentó arrancarle la cabeza con todo y baterías, momento en el que su padre tuvo que intervenir con un llamado a la calma. A regañadientes, Charlie soltó la araña.

De la mano de su padre, el niño de tres años abandonó la tienda, no sin antes lanzar una nueva mirada desafiante a su rival ya en la lona.

La escena aterradoramente divertida ha hecho sonreír a los usuarios en las redes sociales, que ya lo comparan con el Grinch, no de la Navidad, pero sí del Halloween.