Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Analistas privados rebajaron el pronóstico de crecimiento de la economía de México para 2019 a 0,46 por ciento desde 0,50 por ciento proyectado en agosto pasado, mostró hoy un sondeo elaborado por el central Banco de México (Banxico).

La proyección para la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) del 2020 se redujo levemente a un 1,38 por ciento desde el 1,40 por ciento, de acuerdo con la mediana de la consulta recabada entre 37 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero.

El pasado 28 de agosto, Banxico redujo sus estimaciones para el crecimiento económico del país de 2019 a un intervalo de entre el 0,2 y 0,7 por ciento, menor que el rango previo de 0,8 y 1,8 por ciento.

En los últimos meses varios organismos e instituciones recortaron sus expectativas para el crecimiento de México debido a la incertidumbre externa e interna. En el 2018 la economía mexicana, la segunda mayor de América Latina después de Brasil, creció un 2 por ciento.

En lo que respecta a la inflación, el sondeo mostró una moderación para el indicador entre las expectativas de los analistas, al estimar un 3,07 por ciento para el cierre de este año, desde el 3,36 por ciento previo.

Para el final del 2020, los expertos consultados entre el 24 y el 27 de septiembre estimaron una inflación del 3,50 por ciento, debajo del 3,56 por ciento previsto con anterioridad.

La inflación general en México se desaceleró a un 2,99 por ciento hasta la primera mitad de septiembre en la variación interanual, su menor nivel en tres años, de acuerdo con las cifras oficiales más recientes.

La entidad monetaria tiene un objetivo de inflación del 3 por ciento, con un diferencial de un punto porcentual arriba y abajo de esa cifra. En el informe trimestral de inflación de Banxico, publicado en agosto, la institución autónoma consideró que el Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) podría ubicarse en el objetivo oficial a partir del segundo trimestre de 2020.

En cuanto al peso mexicano, los expertos proyectan una paridad cambiaria de 19,75 unidades por dólar estadounidense al final del año, un poco menor que los 19,84 pesos estimados en la consulta de agosto.