Tags:

ESPAÑA.-El dispositivo de seguridad para la final de la Copa Libertadores, este domingo en el estadio Santiago Bernabéu, lo integran casi cuatro mil agentes, que vigilarán a unos 500 aficionados ultras de Boca Juniors y River Plate.

El delegado del gobierno español en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, informó este viernes en rueda de prensa que “se hará un seguimiento especial a todos los elementos que puedan provocar algo”, y se aplicará la deportación en caso necesario.

Explicó que el dispositivo de seguridad lo integran casi cuatro mil agentes, de ellos dos mil 054 policías nacionales, mil 700 de guridad privada que aporta el Real Madrid para actuar en el estadio Santiago Bernabéu, donde será el partido de futbol, y 140 de Policía Municipales.

A ellos se suman efectivos de los cuerpos de emergencias que estarán también en el estadio y alrededores, para en su conjunto garantizar la seguridad antes, durante y después del partido.

El funcionario afirmó que “es un dispositivo importante porque es considerado un partido de alto riesgo”, y que se trabaja con las autoridades argentinas en el seguimiento a los aficionados radicales.

Las aficiones de los dos equipos estarán situadas una frente a la otra dentro del estadio: la del River Plate se ubicará en el fondo norte y la del Boca Juniors en el fondo sur, y se reservan los laterales del estadio para afición neutral.

Las puertas del estadio de abrirán tres horas antes del partido, a las 17:30 horas locales (16:30 GMT), por lo que se prevé la entrada de ambas aficiones por puertas opuestas y en medio del dispositivo de seguridad.

Para después del partido y celebración, las autoridades permitirán el festejo en la Puerta del Sol en caso de triunfo de River Plate, y en la Plaza de Colón si gana Boca Juniors.

Leer más
Leer más