Tags:

INGLATERRA.- Una pretemporada inusualmente corta y una larga lista de bajas por lesiones y contagios de coronavirus no impidieron que el Manchester City arrancara el lunes la Liga Premier inglesa con el pie derecho.

Kevin de Bruyne y Phil Foden anotaron en la primera parte y el City acabó imponiéndose 3-1 en su visita al Wolverhampton.

Luego de que el Liverpool, su principal rival en la lucha por el título, salió victorioso en sus primeros dos encuentros de la campaña, el City estaba bajo presión para evitar una derrota tempranera al tocarle iniciar la temporada más tarde, a causa de su participación en las últimas fases de la Liga de Campeones en agosto.

Apenas han pasado 37 días desde su humillante derrota contra el Lyon en los cuartos de final de la Liga de Campeones y en ese lapso tres jugadores —Aymeric Laporte, Riyad Mahrez y más recientemente Ilkay Gundogan— contrajeron el coronavirus.

Sólo Mahrez estuvo presente para el duelo contra los Wolves en el Molineux, y nunca abandonó la banca.

Sin embargo, los jugadores del City entraron enchufados e impusieron su autoridad con una impresionante actuación en la primera mitad contra un adversario que los superó como local y visitante la campaña pasada.