INGLATERRA.- Marco Silva estaba a punto de convertirse en el cuarto entrenador de la Liga Premier en ser despedido en un lapso de tres semanas.

La debacle de Everton en el partido más importante de esta temporada y en cualquier otro lo terminó de condenar.

Everton despidió al técnico portugués el jueves, un día después de la derrota 5-2 ante Liverpool en el derbi de Merseyside. El revés hundió a los Toffees en la zona de descenso de la Liga Premier.

Silva, quien por 18 meses estuvo a cargo del conjunto que tiene como casa al Goodison Park, se convirtió en el cuarto timonel en ser destituido en la máxima división del fútbol inglés, todos en un periodo de 17 años. Los otros cesados fueron el argentino Mauricio Pochettino del Tottenham, así como los españoles Unai Emery de Arsenal y Quique Sánchez Flores de Watford.

Everton informó que Duncan Ferguson dirigirá al equipo de manera interina para el compromiso frente a Chelsea el sábado. En un comunicado, el club subrayó que pretende “confirmar un nuevo técnico permanente lo más pronto posible”.

Según medios de prensa, el exentrenador David Moyes podría regresar al equipo.

La goleada sufrida ante Liverpool fue la novena derrota del Everton en 15 partidos de la Premier, lo que lo hunde en el antepenúltimo sitio de la tabla pese a un buen arranque de temporada.