Tags:

GRECIA.- El dueño del equipo de fútbol griego PAOK de Tesalónica fue suspendido por tres años por su papel en los actos de violencia durante un partido en contra del AEK de Atenas, incluyendo el haber ingresado al campo con una pistola en la cintura.

El propietario del club, el empresario Ivan Savvidis, también fue multado con 100.000 euros (123.000 dólares) por la corte deportiva griega.

Además, se le quitaron tres puntos al club por los actos de violencia que interrumpieron sus recientes encuentros ante el Olympiakos y el AEK, incidentes que causaron una suspensión de dos semanas en la liga.

El fallo del jueves le da al AEK una ventaja de siete puntos sobre el Olympiakos, mientras que el PAOK cayó al tercer lugar de la tabla a falta de cinco encuentros. La decisión podría ser revertida tras una apelación.

El Olympiakos ha dominado la liga durante dos décadas, pero el AEK actualmente es el favorito para conseguir su primer título en 24 años.

Como consecuencia del incidente, la FIFA señaló el jueves que un panel que el mismo organismo asignó el año pasado para supervisar a una federación griega de fútbol aquejada de problemas recomendó que la federación fuera suspendida de inmediato.