Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El día después de la elección de Donald Trump en noviembre de 2016, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) colocó en su portal un mensaje para el nuevo presidente: “Nos veremos en los tribunales”.

Como presidente, Trump no se ha enfrentado personalmente con la ACLU desde el banquillo de testigos, pero la advertencia ha sido confirmada. Hasta esta semana, la ACLU ha presentado casi 400 demandas y otras medidas legales contra el gobierno de Trump, y ha sufrido algunas derrotas, pero también con muchas victorias importantes.

Entre otros éxitos, la ACLU ganó en una causa ante la Corte Suprema que bloqueó los planes del gobierno de colocar la pregunta sobre ciudadanía en el censo del 2020. Encabezó además gestiones legales que frenaron la política de separar a muchos niños inmigrantes de sus padres.

"La agresión a las libertades civiles y los derechos civiles es mayor bajo este gobierno que en ningún otro en la historia moderna", dijo el presidente de la ACLU, Anthony Romero. “Ha significado que hemos estado viviendo con un incendio severo en cada parte de la casa".

Desde el día en que Trump asumió la presidencia, la ACLU — de acuerdo con un desglose que la organización le proveyó a la Associated Press — ha presentado 237 demandas contra el gobierno y unas 160 medidas legales adicionales, incluyendo pedidos bajo la Ley de Libertad de Información, denuncias éticas y administrativas.

De las demandas, 174 han lidiando con derechos de los inmigrantes, apuntando a la política de separaciones familiares, las detenciones y las deportaciones y contra los reiterados intentos del gobierno de dificultar más los pedidos de asilo en la frontera con México.

Las otras demandas lidian con una serie de asuntos prioritarios en la agenda de la ACLU: derecho al voto, derechos de la comunidad LGBT, justicia racial, entre otros. En una causa prolongada, la ACLU consiguió bloquear la prohibición de que mujeres inmigrantes jóvenes bajo custodia del gobierno recibieran abortos.