Foto: Twitter

JORDANIA.- El gobierno de Jordania confirmó hoy que el brutal asesinato del piloto jordano, a manos del Estado Islámico (EI), ocurrió el pasado 3 de enero, pese a que hasta hace unos días los yihadistas parecían dispuestos a liberarlo a cambio de una iraquí.

Este martes, el grupo yihadista divulgó un video que muestra la muerte de un hombre al que prenden fuego en una jaula, el cual sería el piloto de la Fuerza Aérea, Muath al-Kasasbeh, a quien capturaron en diciembre pasado en Siria.

Seguidores del EI han difundido fotografías a través de las redes sociales en las que se muestra como queman vivo al piloto jordano dentro de una jaula.

La televisión jordana informó que las imágenes son auténticas y que el asesinato habría tenido lugar hace exactamente un mes, según la agencia jordana de noticias Petra.

Las autoridades jordanas han notificado el suceso a la familia del piloto, la cual ha originado una gran conmoción en Jordania, después de que en los últimos días se hablara de un posible intercambio de prisioneros: la de al-Kasasbeh por una iraquí condenada a muerte en Ammán.

El piloto, quien tenía 26 años de edad, fue capturado el pasado 24 de diciembre después que su caza, un F-16, fue derribado por los yihadistas en la provincia de Al Raqa, en Siria, bastión del grupo extremista.

El grupo yihadista había exigido la liberación de la iraquí Sajida al-Rishaw, condenada a muerte en Jordania, a cambio de la vida del piloto, exigencia que Ammán estaba dispuesta a cumplir, pero antes demandaba una prueba de que al-Kasasbeh estaba vivo.