Tags:

ALEMANIA.- Alemania, la potencia económica más grande de la Unión Europea, asumirá la presidencia rotatoria del bloque de 27 países en medio de enormes desafíos y grandes expectativas, mientras el continente lidia con las consecuencias de la pandemia del coronavirus. Los seis meses de Berlín al timón serán probablemente la última gran intervención de la canciller, Angela Merkel, en el escenario internacional.

El mandato, que comienza el miércoles, está lleno de momentos históricos para el grupo.

Al principio, el bloque buscará un acuerdo sobre un enorme paquete que ayude a sacar a la economía de la crisis del coronavirus, así como sobre su presupuesto futuro. Al final, Gran Bretaña abandonará definitivamente el mercado único europeo, con o sin acuerdo. Entre medias, la UE debe determinar cómo afronta a una China cada vez más asertiva y se prepara para lo que sea que ocurra en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre.

Berlín, que presidirá las reuniones de ministros de los 27 estados miembros, tendrá que ayudar a impedir nuevas fracturas conforme el daño causado de la pandemia quede más claro, entre preocupaciones por una posible segunda ola de contagios. En total, Europa ha confirmado 190.000 muertes relacionadas con el virus, casi un 40% de los fallecimientos confirmados, y está saliendo de cuarentenas en muchos países que causaron graves daños a sus economías.