Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Cuadrillas de trabajadores en Arizona y Nuevo México avanzaban el viernes en la construcción de una cerca más alta en la frontera con México financiada con recursos obtenidos de la declaración de emergencia nacional del presidente Donald Trump.

Los trabajos en la promesa distintiva de su campaña consisten principalmente en el reemplazo de vallas a lo largo de un tramo de desierto de 76 kilómetros (46 millas) al oeste de Santa Teresa, Nuevo México, y en un tramo de 3,2 kilómetros (2 millas) en el Monumento Nacional Organ Pipe Cactus en Arizona.

En el sitio en Nuevo México, unos 20 trabajadores colocaban armazones de varillas de acero para construir la cimentación de concreto a lo largo del trayecto del muro. Una grúa con una pluma de 15 metros (50 pies) de altura sobresalía sobre los arbustos y lechos secos que se extienden kilómetros en todas direcciones.

Los trabajadores comenzaron las obras entre Columbus y Santa Teresa, pequeñas localidades próximas a puertos de ingreso a lo largo de la frontera entre Nuevo México y el estado mexicano de Chihuahua.

En Arizona, las cuadrillas instalaban una valla de acero de nueve metros (30 pies) de altura para reemplazar barreras antiguas próximas a un cruce fronterizo conocido como Puerto de Ingreso Lukeville.