FOTO DE ARCHIVO. Imagen del Glacier 3000 junto al edificio Mario Botta en la zona cordillerana de Zanfleuron Les Diablerets, Suiza. Agosto, 2017. REUTERS/Denis Balibouse
FOTO DE ARCHIVO. Imagen del Glacier 3000 junto al edificio Mario Botta en la zona cordillerana de Zanfleuron Les Diablerets, Suiza. Agosto, 2017. REUTERS/Denis Balibouse
Tags:

SUIZA.- El planeta se enfrenta a olas más frecuentes de inundaciones, sequías y conflictos políticos debido a los efectos del cambio climático en los suministros de agua dulce y está “muy mal preparado” para adaptarse a estos riesgos, dijeron expertos.

Los suministros de agua de regiones cordilleranas, que aportan cerca de la mitad del agua potable en el mundo, se están volviendo impredecibles a medida que el incremento en el promedio de la temperaturas derrite los glaciares y nevados, cambiando a su vez los patrones de lluviosos y los niveles de los ríos.

En algunas áreas, como en los Alpes, el exceso de agua de los glaciares ha provocado inundaciones repentinas, mientras que la disminución de la capa de nieve en la Cordillera de los Andes ha causado graves sequías en países como Chile.

Los científicos reunidos esta semana para una “Cumbre de Alta Montaña” en la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en Ginebra hicieron un llamado a una mejor cooperación entre gobiernos, investigadores y agencias espaciales.

“Estamos lamentablemente mal preparados. Nuestra infraestructura fue construida en los siglos XIX y XX en las montañas y río abajo y ya no tenemos ese clima”, dijo John Pomeroy, profesor de la Universidad de Saskatchewan de Canadá, quien copreside el evento.

Suiza, el país anfitrión, estima que los daños derivados del cambio climático a su infraestructura, incluidos los ferrocarriles, podrían costar 1.000 millones de francos suizos (unos 1.000 millones de dólares) al año. Pero es improbable que otros países -que son mucho más pobres y experimentan desafíos similares- tengan fondos a esa escala para solucionar problemas.