Foto: Agencias.
Foto: Agencias.
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Dos agentes federales de Estados Unidos testificaron hoy en Nueva York, como parte del juicio contra Joaquín "El Chapo" Guzmán, que los cárteles de la droga en México utilizaban trenes y tráileres para mover cocaína dentro del territorio estadunidense.

En la corte del distrito este de Nueva York, los agentes estadunidenses expresaron que estos métodos eran empleados al menos desde 1999 hasta los primeros tres años de la década del 2000.

Steven DeMayo, quien hace dos décadas trabajaba para la división de investigación de narcóticos del Servicio de Aduanas de Estados Unidos, testificó que carros-pipa con fondos falsos salían de una estación en el municipio de Ecatepec, en el estado de México.

Esos carros, muchos de ellos empleados para transportar cocaína, cruzaban en vías de trenes por el estado de Tamaulipas rumbo a bodegas ubicadas en las ciudades de Los Angeles, Chicago y la zona urbana de Nueva York, que incluye áreas del estado de Nueva Jersey.

DeMayo testificó que él encontró bodegas en las tres zonas mencionadas con carros-pipa que habían salido de esa zona cercana a la Ciudad de México. Asimismo, en varias de estas bodegas se realizaron decomisos de cocaína.

En 2003, por ejemplo, DeMayo participó en el decomiso de dos mil toneladas de cocaína, escondidas en un almacén ubicado en el condado de Queens, en Nueva York. En Brooklyn había decomisado casi dos toneladas de la misma droga.

Lo que vinculaba a estos decomisos es que tanto los contratos de los carros-pipas provenientes de México, como la renta de las bodegas, estaban a nombre de un sujeto que identificaron como Manuel o Joseph Silva.

Asimismo, las bodegas estaban vinculadas a una empresa de importación de aceite vegetal, del que había restos en algunos de los carros-pipas.