Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El cierre parcial del gobierno federal está aumentando el caos en las ya atestadas cortes de inmigración en Estados Unidos, forzando a aplazar las audiencias de miles de inmigrantes.

Para algunos de los solicitantes de asilo, el impasse pudiera significar años de espera _ y separaciones prolongadas de sus seres queridos en el exterior _ hasta que reciban una nueva fecha para comparecer en la corte.

Pero para aquellos inmigrantes con pocas probabilidades de recibir asilo, el cierre pudiera ayudarles a evadir la deportación por mucho más tiempo, aumentado precisamente las demoras que el gobierno del presidente Donald Trump ha criticado.

"Está cargado de ironía”, dijo Sarah Pierce, analista del Instituto de Política de Migración, una organización no partidista. “Este gobierno ha hecho mucho énfasis en acelerar las causas en las cortes y el cierre obviamente va a causar enormes retrasos”.

El cierre federal ha dejado cesantes a centenares de miles de empleados del gobierno y suspendido servicios considerados no esenciales, incluyendo en muchas instancias las cortes de inmigración bajo jurisdicción del Departamento de Justicia.

Las audiencias para inmigrantes detenidos siguen procediendo. Pero miles de otros casos han sido aplazados. Nadie sabe por cuánto tiempo, pues depende de cuándo regresen los empleados a sus funciones y puedan fijarse nuevas fechas para las audiencias.