Tags:

BOLIVIA.- La pandemia del coronavirus ha dejado en la incertidumbre el futuro político de Bolivia.

Tras el aplazamiento de las elecciones y la posibilidad de una ampliación de la cuarentena, se forzó una tregua en la lucha política tras los violentos enfrentamientos del año pasado que derivaron en la renuncia del entonces presidente Evo Morales.

La Asamblea Legislativa postergó el debate de una ley que fije nueva fecha para los comicios después que el Tribunal Supremo Electoral planteara aplazar en cinco semanas los comicios fijados para el 3 de mayo. A su vez, el gobierno analiza una postergación de la cuarentena que debe finalizar el 14 de abril y cuya fecha llevó a ese tribunal a modificar el calendario.

“No hay fecha para debatir la ley de elecciones. Ahora debemos ayudar a la gente y no abordaremos el tema mientras persista la emergencia”, dijo a The Associated Press el diputado Edgar Montaño del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Morales que controla la mayoría en el legislativo.

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, dijo que se evalúa el lapso de ampliación de la cuarentena, pero anticipó que es inevitable la prórroga ante la posibilidad de que la epidemia, que hasta el miércoles cobró la vida de 15 personas con 210 casos positivos, alcance su pico en dos semanas, según advirtieron las autoridades sanitarias.

“La pandemia ha revuelto de tal manera las cosas, que mucho de lo que teníamos pensado para la transición democrática se ha vuelto dudoso” y cuando el debate regrese “la reforma económica y social obligará a replantear la política”, opinó el analista Henry Oporto.