Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Estados Unidos dijo que las conversaciones de Beijing para el final de la guerra comercial entre los dos países se centraron en la promesa china de comprar más bienes estadounidenses. Washington no ofreció indicios de avances en la resolución del conflicto provocado por las ambiciones tecnológicas de China y otros temas espinosos.

El Ministerio de Comercio de China señaló por su parte el jueves que las dos partes “mantendrán un estrecho contacto”. Ninguno de los dos bandos indicó cuál será el siguiente paso en la tregua de 90 días en una guerra arancelaria que amenaza con ralentizar el crecimiento económico a nivel global.

Esta incertidumbre tuvo repercusiones en las bolsas asiáticas el jueves: el índice Hang Seng de Hong Kong perdió un 0,5% mientras que el Nikkei 225 de Tokio se dejó un 1,4%. Los mercados subieron en la víspera luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, avivó el optimismo sobre posibles avances con un tuit en el que dijo que las conversaciones estaban “yendo bien”.

El representante comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés), que encabeza la delegación estadounidense, explicó que los negociadores se centraron en la promesa de China de comprar una “cantidad sustancial” de bienes agrícolas, energéticos y manufacturados, además de otros productos y servicios.

El comunicado del USTR hizo hincapié en la insistencia de Washington en “cambios estructurales” en la política tecnológica china, el acceso a su mercado, la protección de patentes y derechos de autor extranjeros y el ciberrobo de secretos comerciales. No reportó indicios de avances en esos campos.