Tags:

INGLATERRA.- Mientras el mundo se acerca al millón de muertes por el nuevo coronavirus, la crisis de salud se ha ido deteriorando en toda Europa: Gran Bretaña trabaja en la elaboración de nuevas restricciones, España tomó medidas drásticas de nuevo en Madrid y la República Checa sustituyó a su ministro de Sanidad por un epidemiólogo debido a un brote de infecciones.

El creciente impulso para reimponer duras restricciones en Europa para combatir un azote que parecía estar bajo control a principios de año contribuyó a una fuerte caída en Wall Street por la mañana. El promedio industrial del Dow Jones bajó más de 900 puntos, o el 3,4%, y el S&P 500 cayó un 2,6%.

En Gran Bretaña se prevé que el primer ministro Boris Johnson anuncie el martes una ronda de restricciones para frenar la propagación de la enfermedad. El director médico británico Chris Whitty advirtió que los casos se están duplicando cada siete días, y la experiencia en otros países muestra que eso pronto llevará a un aumento en las muertes.

Los directores de salud de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte elevaron el lunes la alerta nacional por COVID-19 de tres a cuatro, el segundo nivel más alto. Más de 4.300 nuevas infecciones fueron reportadas el lunes, un nivel no visto desde principios de mayo.