Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Ocho familias de migrantes que fueron separadas por el gobierno de Estados Unidos presentaron reclamos el lunes en los que exigen 6 millones de dólares cada una como indemnización por lo que un abogado describió como “crueldad inexplicable” que provocó daños perdurables a padres e hijos.

Los padres de familia acusaron a oficiales de inmigración de llevarse a sus hijos sin darles información y a veces mofándose de ellos o sin darles oportunidad de despedirse. Una mujer guatemalteca afirma que un oficial de inmigración dijo que se llevarían a su hijo de 5 años y después se burló de ella diciéndole: “Feliz Día de las Madres”.

En los reclamos se afirma que muchos niños siguen traumatizados aun después de haberse reunido con sus padres, incluidos una niña de 7 años que no puede dormir sin su madre y un niño de 6 que se niega a comer.

El Departamento de Seguridad Nacional no respondió a una solicitud de comentarios.

El gobierno de Donald Trump ha reconocido que separó a más de 2.000 familias el año pasado, valiéndose de una política de cero tolerancia contra la migración centroamericana en la frontera con México. Algunos organismos de control también han dicho que no está claro cuántas familias fueron separadas en total, ya que las agencias no llevaron registros adecuados mientras se implementaba la política.

En su reclamo, la mujer guatemalteca alega que fue detenida en mayo con su hijo en un tipo de instalación conocida como “hielera”. El agente migratorio que se mofó de ella y de otras tres mujeres les dijo que la ley había cambiado, que se les quitarían a sus hijos y que serían deportados, de acuerdo con el reclamo.