Tags:

ESTADOS UNIDOS.- “Estamos muy preocupados, trabajando con mucha fuerza. Creemos estar tan bien preparados como nos es posible”, anunciaba ayer el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Las palabras del mandatario republicano eran eco de la angustia de los estadounidenses que residen en el sur de Florida.

El huracán Irma, que ya dejó trece muertos en su paso por el Caribe, y es el más poderoso jamás registrado en el océano Atlántico, avanza con toda su furia en la entidad norteamericana, donde esperan su llegada a primera hora del domingo.

Los preparativos para enfrentar a Irma ya comenzaron en Miami. Más de 100 mil personas que viven en zonas bajas e islotes fueron notificadas para evacuar sus hogares, según informa Miami Herald. La orden es obligatoria y afecta al condado de Miami-Dade, dentro del cual se encuentra la turística ciudad de Miami Beach.

Para los evacuados se abrieron cuatro refugios de emergencia en Miami-Dade y se espera que también hoy se abran cuatro más. Se trata de la orden de evacuación más grande desde el huracán Wilma en 2005. También permanecen cerradas desde ayer y hasta hoy las escuelas públicas del condado Miami-Dade.

Los residentes de las otras zonas de la ciudad fueron instados a proteger sus casas y buscar un refugio seguro. Ante las advertencias, la población copó los supermercados y las estaciones de servicio, donde las colas son interminables.

El gobernador de Florida, Rick Scott, reconoció que el congestionamiento de las carreteras y la escasez de gasolina eran “frustrantes” y dijo que las autoridades federales y otros estados estaban ayudando para traer más gasolina al estado. El republicano exhortó a las gasolineras a estar abiertas lo más que puedan para facilitar la evacuación.

En las tiendas ya es evidente la escasez de agua potable. “Hemos estado vendiendo cajas de agua embotellada a un ritmo inusitado. Apenas nos queda la reserva, pero ésa también se venderá”, dijo uno de los empleados de la cadena de supermercados Presidente en Cutler Bay, una zona de Miami-Dade.

No sólo el agua se está acabando. Ya se encuentran agotadas en varias tiendas las lámparas recargables, lonas y planchas de madera para proteger las ventanas y puertas de las casas.

Por su parte, el director de la Agencia de Gestión de Emergencias , Brock Long, subrayó que el huracán Irma tendrá un impacto “realmente devastador” cuando llegue a la costa estadounidense de Florida.

“La mayor parte de la gente a lo largo de la costa nunca ha experimentado un huracán como éste. Será realmente devastador”, afirmó Long, quien indicó que EU fue azotado por huracanes categoría 5 sólo tres veces desde 1851.