Una madre sostiene a su hija a la que se le inyecta una dosis de la vacuna Soberana-02 para el COVID-19 en La Habana, Cuba, el jueves 16 de septiembre de 2021. (AP Foto/Ramón Espinosa)

Empieza Cuba vacunación a niños de 2 años

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

Por: Alejandro Villaseñor

jueves 16 septiembre 2021 - 09:02 p. m.

Cuba inició una campaña masiva de vacunación en niños de dos a 10 años con sus propios antígenos contra el nuevo coronavirus

LA HABANA, CubaSentada sobre las piernas de su mamá, Lucía, de dos años, veía las ilustraciones de su libro mientras a su alrededor varios pequeños seguían asombrados el despliegue de médicos con batas blancas y enfermeras con termómetros. En una sala contigua Danielito, de la misma edad, lloriqueaba mientras lo inyectaban, al tiempo que un payaso iba y venía intentando distraerlos.

Cuba inició el jueves una campaña masiva de vacunación en niños de dos a 10 años con sus propios antígenos contra el nuevo coronavirus, convirtiéndose en una de las primeras naciones en inmunizar a menores tan pequeños.

“Nuestro país no arriesgaría ni un mínimo (con infantes) si no fuera una vacuna segura que estuviera comprobado que tiene gran eficacia al introducirla en los niños”, dijo a The Associated Press Aurolis Otaño, directora del Policlínico Universitario Vedado, adonde se instaló un salón para las inmunizaciones.

Otaño indicó que la circulación de la variante Delta produjo un incremento de los contagios afectando a los más jóvenes, por lo que la comunidad científica “decidió primero llevar la vacuna a un ensayo clínico” y “se decidió aprobarla en edades pediátricas”.

El Policlínico esperaba vacunar unos 300 menores de entre dos y cinco años. Los mayores de cinco y hasta 10 recibirían la primera dosis en sus escuelas.

“A mí me saltó mucho la duda y me dio preocupación al comienzo, realmente, pero me informé”, dijo a AP Denisse González, mamá de Lucía, que cubierta por un tapabocas rodeado de sus rizos miraba el cuento mientras esperaba una hora, el tiempo que debían estar en observación los menores tras ser vacunados.

“Ante todo está la salud de nuestros hijos, que es lo principal y es un riesgo (el contagio) porque los niños pequeños andan siempre jugando, por el piso”, agregó González, una ingeniera de 36 años. “Hasta ahora la medicina cubana ha dado resultado, confío en que esta vacuna va a ser buena”.

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?