Gana Jane Goodall el Premio Templeton

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing buttonTwittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir

Por: Jesús Briones

jueves 20 mayo 2021 - 05:02 p. m.

Goodall, nacida en Londres en 1934, viajó a Kenia en 1957 donde conoció al célebre antropólogo y paleontólogo Louis Leakey

ESTADOS UNIDOS.- La reconocida ambientalista y defensora de animales Jane Goodall ganó el Premio Templeton de este año, otorgado a quienes se destacan por fusionar la ciencia y la espiritualidad.

Goodall, nacida en Londres en 1934, viajó a Kenia en 1957 donde conoció al célebre antropólogo y paleontólogo Louis Leakey. En 1960, a invitación de éste, empezó su revolucionario estudio de los chimpancés en lo que es hoy Tanzania.

Sus investigaciones transformaron el campo de la primatología y llevaron tanto a expertos como al público en general a entender mejor la complejidad social y emocional de los animales. Fue la primera en descubrir que los chimpancés realizan tareas antes consideradas exclusivas de humanos, como por ejemplo el desarrollo de herramientas, y demostró que cada chimpancé tiene su propia personalidad.

"Sus descubrimientos alteraron profundamente el entendimiento mundial de la inteligencia animal y enriquecieron nuestra comprensión sobre la naturaleza humana de manera inspiradora y exaltadora", declaró Heather Templeton Dill, presidenta de la Fundación John Templeton, que otorga el galardón.

El premio fue creado en 1972 por el finado filántropo Sir John Templeton y es uno de los más cuantiosos del mundo, con un total de 1,1 libras británicas (1,56 millones de dólares). Lo han ganado luminarias como la Madre Teresa, el Dalai Lama y el arzobispo sudafricano Desmond Tutu.

El año pasado lo ganó el doctor Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos y líder del Proyecto del Genoma Humano.

Goodall, en entrevista con The Associated Press previo al anuncio, recordó su trabajo sola en la selva para entender mejor la naturaleza de los chimpancés.

"Cuando uno está solo en la naturaleza, uno se convierte en parte de la naturaleza y el carácter humano no se te atraviesa", expresó. 

"Es casi como una experiencia extrasensorial, escuchar sonidos distintos, percibir olores distintos y convertirse en parte de este maravilloso tapiz de la vida", añadió.

Abrir Chat
1
¡Hola! En qué podemos ayudarte?