Foto: Aroged
Foto: Aroged
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El Gobierno británico ha dado por "terminado" el diálogo con la Unión Europa para negociar un acuerdo comercial que entre en vigor el 1 de enero de 2021, aunque el primer ministro, Boris Johnson, ha responsabilizado al bloque comunitario del fracaso, reclamándole un "cambio fundamental" en su actual postura negociadora.

Johnson ha asegurado este viernes que es momento de "prepararse" para la posibilidad de que Reino Unido y la Unión Europea no sellen ningún acuerdo comercial en la fecha prevista, algo que ve plausible si no hay un "cambio fundamental" en la postura del bloque comunitario.

Londres ya había mostrado su decepción tras el emplazamiento de los líderes europeos para que el Gobierno de Johnson tomase la iniciativa y desbloquease las negociaciones.

El 'premier' británico se había jado el 15 de octubre como fecha límite para evaluar si había sucientes avances sobre la futura relación comercial o se asumía el fracaso de las negociaciones. Johnson ha evitado este viernes dar nada por sentado y, en cambio, ha vuelto a poner sobre la mesa que la ruptura sin acuerdo sigue siendo una posibilidad real.

Sin embargo, un portavoz de Downing Street ha sido más tajante asegurando que "las conversaciones comerciales han terminado, considerando que fue la UE quien las zanjó el jueves "cuando dijo que no quería cambiar su posición negociadora".

El jefe del Gobierno de Reino Unido ha lamentado en un mensaje en vídeo que la cumbre de líderes de la UE "aparentemente ha descartado de forma explícita un acuerdo al estilo de Canadá", algo que ha repetido ya de tarde en rueda de prensa. Así, ha considerado "bastante claro" que los "amigos" que europeos no son partidarios de "la opción canadiense".

"Si no hay un cambio fundamental de enfoque, vamos a ir hacia una solución como la de Australia", que no cuenta con un marco comercial y basa fundamentalmente sus relaciones con la UE en los "principios básicos" de la Organización Mundial del Comercio (OMC), salvo en acuerdos especícos, ha armado.

"Siempre supimos que habría cambios el 1 de enero, independientemente de cuál fuera la relación", ha añadido Johnson, conado en la capacidad de Reino Unido de "prosperar" como una "nación independiente" en materia de libre comercio, al margen de lo que pueda acordar o no con la UE.

El mandatario ha defendido que "todos los sectores" y "todo el país" estará listo para este hipotético escenario, en respuesta a la preguntas de un periodista que le interrogaba por los posibles efectos de una ruptura abrupta para empresas o áreas dependientes de las exportaciones.

Con información de Europa Press.