Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Una violenta pandilla de policías del condado de Los Ángeles que se llaman a sí mismos “Los Ejecutores” controla una estación policial en Compton a través de la fuerza, amenazas, demoras en el trabajo y actos de venganza contra quienes los denuncien, afirma un policía en una denuncia legal.

Austreberto Gonzalez, un ex infante de Marina y subjefe de departamento de policía desde 2007, dijo en una notificación de demanda que la pandilla tomó represalias en su contra durante meses después de que anónimamente reportara a otro subjefe por presuntamente atacar a un colega en febrero “para impulsar la reputación de la pandilla”.

Gonzalez después recibió un mensaje de texto con una fotografía de un grafiti en la estación, dijo. El grafiti presuntamente decía “ART IS A RAT” (Art es una rata).

El martes, la concejala Michelle Chambers dijo que todavía la semana pasada vio el grafiti en la estación. Ya fue borrado, agregó.

Chambers dijo en conferencia de prensa que es inaceptable que los residentes de Compton todavía lidien con reportes de uso excesivo de la fuerza tras la muerte en Minneapolis de George Floyd mientras estaba en custodia policial en mayo.

Chambers, así como la alcaldesa de Compton, Aja Brown, el fiscal municipal Damon Brown y otros, solicitaron a la fiscalía estatal y al Departamento de Justicia federal que investiguen a la estación policial.