Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Un niño guatemalteco de 8 años que falleció en la Nochebuena mientras estaba bajo custodia de la Patrulla Fronteriza sucumbió a la influenza, de acuerdo con el informe de la autopsia publicado el miércoles.

Fue uno de dos niños centroamericanos que murieron en diciembre mientras estaban al resguardo de las autoridades estadounidenses, casos que atrajeron la atención a la difícil situación que pasan las familias migrantes en la frontera de Estados Unidos con México.

La oficina del médico forense de Nuevo México publicó los resultados de la autopsia de Felipe Gómez Alonzo dos días después de que las autoridades guatemaltecas dijeron que habían recibido una copia del reporte que informaba que el pequeño padeció una infección rápida y progresiva que le provocó una insuficiencia en los órganos.

Una autopsia publicada la semana pasada de la otra pequeña guatemalteca que falleció, Jakelin Caal Maquín, de 7 años, mostró que la pequeña tenía una infección bacteriana que rápidamente le provocó una septicemia y falla orgánica.

Las muertes, que ocurrieron con dos semanas de diferencia, dieron lugar a preguntas sobre la capacidad de la Patrulla Fronteriza para cuidar a los niños en momentos en que el número de familias que ingresa a Estados Unidos a través de la frontera ha aumentado a niveles récord. En los últimos meses, el sistema del gobierno para detener a los migrantes que cruzan la frontera se ha sobrecargado, llegando a un punto crítico.