FOTO: AP
FOTO: AP
Tags:

ALEMANIA.- La canciller Angela Merkel instó a los alemanes a unirse como lo hicieron en la primavera para frenar la propagación del coronavirus, justo mientras el sábado el país registró otro récord diario de casos nuevos. Mientras tanto, entraron en vigor nuevas restricciones en varias otras naciones europeas en un esfuerzo por detener el resurgimiento de la pandemia.

“Nos esperan meses difíciles”, dijo en su video podcast semanal. ”¿Cómo será el invierno y cómo será nuestra Navidad? Eso se decidirá en los próximos días y semanas, y lo decidirá nuestra conducta”.

En París y otras ocho ciudades francesas, los restaurantes, bares, cines y otros establecimientos se vieron obligados a cerrar antes de las 9 de la noche para intentar reducir el contacto entre las personas. El país estaba desplegando 12.000 policías adicionales para hacer cumplir las nuevas reglas.

Muchos dueños de restaurantes están furiosos con el pedido. Un cierre anterior de varios meses devastó el sector.

“Tengo derecho a cuestionar el enfoque del gobierno, creo que es una medida catastrófica para el sector”, dijo Xavier Denamur, propietario de Les Philosophes y varios otros bistrós en el elegante distrito de Le Marais de París. Dijo que, como mínimo, el toque de queda debería ser las 11 de la noche.

“Al menos eso no nos destruiría”, dijo. “No hay evidencia de que esta diferencia de un par de horas tenga algún efecto en la circulación del virus”.

En Gran Bretaña, entró en vigor un enfoque regional de tres niveles para combatir la pandemia introducido por el primer ministro Boris Johnson. Cada nivel trajo restricciones progresivamente más estrictas.